Debates Noticias

dylan-wien-2
| | Sin comentarios

Nada es evidente y sin embargo…

Nada es evidente y sin embargo nada obliga a aceptar la autonominación del puesto de intérprete privilegiado que se dan las ciencias sociales, las artes y las comunicaciones. En la encrucijada entre las investigaciones, las prácticas que investigamos y las conversaciones múltiples entre artistas, públicos, usuarios e, investigadores abrimos o una sala de experimentos, un arenero. Ojalá todos podamos aprender algo. Esta es además de nuestra esperanza, nuestra disposición y nuestra apuesta en forma de un objeto relativamente extinto, pero todavía productivo. Llegamos tarde a la selva erosionada de los blogs, incluso a la de las revistas on line, pero tal vez a tiempo de que en el crepúsculo de esas mediaciones se cocine la forma futura en la que estas intenciones tomen otro impulso.

El premio Nobel a Bob Dylan parece estar a la medida de nuestras intenciones declaradas y de nuestro espíritu opuesto a las purificaciones. No pensamos que valga la pena interrogarlo como “venganza plebeya” (forma finalmente etnocéntrica de acercarse a lo popular) ni como, retomando a Greil Marcus, una certificación de la seriedad de nuestros gustos. Por suerte no estamos solos y Gonzalo Aguilar, Javiera Gutiérrez y Nicolás Quiroga suman sus voces a una ocasión para la cual las han templado mucho tiempo antes de que un hecho como este fuese concebible.

Deja un comentario

  • (will not be published)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>