Noticias

sin-titulo
| | Sin comentarios

Gestionar, mezclar, habitar

Entre investigadores y, hasta cierto punto, públicos musicales y críticos, se planteaba desde hace tiempo una pregunta de respuesta imposible: ¿Qué vino después de Soda Stereo, Patricio Rey y todas sus derivaciones, Divididos, Los Piojos, Babasónicos, La Renga? ¿Qué nuevas grandes bandas surgieron como signo de los nuevos tiempos, capaces de condensar las emociones de una generación? ¿Qué es lo nuevo en la producción musical que protagonizan, escuchan y bailan los jóvenes? La respuesta era imposible porque la pregunta atrasaba, al estar amarrada a un paradigma de relaciones con la música que ha comenzado a declinar, mientras surgía otra configuración que implica otras estructuras y otros protagonismos. La respuesta a esa pregunta tendría que rezar: la introducción de un nuevo panorama tecnológico y estético se vincula como efecto y como causa al desdoblamiento y multiplicación de las escenas musicales, y hace aparecer un segmento novedoso, denso y relevante que capta en una pluralidad de pequeñas escenas una porción importante de los públicos y de las vocaciones productivas de los músicos. Irrumpe con ellos un gusto que ya no se organiza tan fuertemente por géneros musicales ni por la presencia del rock nacional que había alcanzado en los ‘90 una presencia central, pero multiforme. En esas nuevas escenas surgen no sólo otras estéticas sino otras organizaciones y otras formas de involucrarse en la música tanto para públicos como para productores. En esas escenas, los términos gestionar, mezclar y habitar resultan claves para entender que, mientras declina la época en que las grandes bandas eran las protagonistas exclusivas del consumo musical, emerge una nueva forma de articular máquinas, sujetos, dinero, ideales estéticos, instituciones y posibilidades de profesionalización. Gestionar, mezclar y habitar son términos transversales a distintas experiencias musicales contemporáneas. Hemos llegado a ellos como denominadores comunes a través de tres extendidas investigaciones etnográficas en tres organizaciones musicales contemporáneas distintas (conocidas como música independiente, cumbia electrónica y dance), aun cuando hemos comprobado por nuestra propia experiencia, y por otros estudios, que estos términos son parte de una lógica de funcionamiento más general que abarca los más diversos ámbitos musicales.

Deja un comentario

  • (will not be published)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>