Debates Noticias

jose1
| | Sin comentarios

El 2 de Diciembre a las 19 hs en la Facultad de Ciencias Sociales, Santiago del Estero 1029, José Garriga presenta El Inadmisible encanto de la Violencia

tapa-para-promo

José Garriga sobre El Inadmisible encanto de la Violencia

Caminaba con Carlos, un suboficial de la policía bonaerense, por los pasillos de un tribunal de la provincia de Buenos Aireas. Charlábamos sobre mi investigación, que indagaba al trabajo policial. Carlos, vestido de camisa rosa y pantalones de jean, relataba los avatares de su carrera laboral y enumeraba los deseos que lo llevaron a ser policía. Cuando conversábamos, entre risas, sobre las formas con que denominan vulgarmente a las fuerzas de seguridad -ratis, yuta, botón, etc.-, sin muchos rodeos le pregunté sobre la violencia policial. Quería saber cuál era su opinión sobre la representación socialmente extendida de la policía bonaerense como una fuerza de seguridad violenta. Me miró, alzó los hombros y con las palmas dirigidas al cielo gesticuló sin responder, saludó inclinando la cabeza a una mujer que justo pasaba y me dijo, preguntándose: “¿La yuta pega? mmm, puede ser…. pero…”. Interrumpió su respuesta gesticulando dubitativamente. “Pero la policía es igual que la sociedad” dijo cerrando su respuesta y cambiando de tema.

Como Carlos, los policías de la provincia de Buenos Aires y los miembros de la hinchada de Huracán esquivan los rótulos que los definen como violentos. Las gambetas se multiplican por cada uno de nuestros informantes, ya que ninguno quiere ser definido como violento. Nos interesan estos gestos esquivos pues desnudan un interrogante que nos desvela: ¿Cómo analizar a la violencia?

El estudio de esta temática, especialmente inasible y compleja, suele ser emprendida desde la denuncia o la indignación moral. Proponemos una visión diferente: una aproximación etnográfica y comparativa que, esquivando prejuicios y posiciones que enturbian el conocimiento, comprenda las lógicas que organizan algunas acciones violentas. El concepto de violencia necesita un abordaje que desenrede lo que parece ilógico, que esclarezca las opacidades de un término polisémico y ambiguo. Dos experiencias de trabajo de campo –una entre los integrantes de la “barra” de Huracán y la otra entre miembros de la policía bonaerense- nos ayudan en este camino.

En este camino comprendemos a la violencia como un recurso que los actores usan situacionalmente. Afirmamos que la violencia puede usarse ya que opera como forma de agregación. Sin embargo, este uso es inadmisible ya que nadie desea ser definido como violento en nuestra sociedad. Mácula ilegítima, portadora de un estigma, las personas que usan acciones que otros definen como violentas emplean varias estrategias de denominación para eludir ese término.

No obstante, la violencia es un recurso encantador por su eficacia. Pero para comprenderlo hay que escapar de su  “naturalización”. Un mismo actor puede estar inserto en tramas relacionales que impugnen prácticas que él considere violentas y, al mismo tiempo, ser parte de acciones que otros consideran como violentas. La violencia no es una particularidad natural ni esencial de ningún grupo social. Desde esta perspectiva, podemos escapar de un error recurrente: transformar a los que cometen acciones violentas, de una vez y para siempre, en “violentos”. Dado que las prácticas violentas son utilizadas según los contextos de actuación nos preguntamos cuáles son los fundamentos sociales que habilitan la emergencia de éstos y cómo los mismos surgen en relación a otros fenómenos sociales. Analizaremos, así, criterios de acción sin escapar a una cuestión compleja y peliaguda: cómo se distribuyen socialmente estos criterios.  Esquivando en el análisis cualquier prejuicio de clase, lugar común de las miradas académicas sobre el tema.

Deja un comentario

  • (will not be published)

XHTML: Puedes usar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>