Batalla de caranchos

Deberíamos tatuarnos con alambre de púa y en los brazos un agregado a la constitución nacional: “no te reirás de los sufrimientos de tus compatriotas y conciudadanos, no los culparas de sus desgracias tanto como exiges que no lo hagan contigo”. Twitter, tan lúcido como siniestro, ha sido en estas horas una verdadera cloaca: “los […]

Leer más...